i.117 MACERADO DE CALÉNDULA - CALMANTE

 

latín: Calendula officinalis

familia: Asteraceae

acción: calmante y reparador

 

APLICACIONES COSMÉTICAS

Pieles sensibles (bebés)

Pieles secas y tirantes

Pieles frágiles e irritadas

Quemaduras del sol

 

PROPIEDADES

Antiinflamatorio

Antioxidante y regenerante

Calma las pieles irritadas

Alivia pieles irritadas (eczemas, psoriasis, quemaduras)

 


 

 

La caléndula crece fácilmente en las regiones mediterráneas pero se adapta fácilmente a otras condiciones climáticas. Tiene una fortaleza impresionante y extiende rápidamente sus raíces en la tierra nutriéndose de vitaminas y minerales. Es una de nuestras plantas preferidas por su capacidad para absorber los rayos de sol.

Rica en carotenos, flavonoides y aceites esenciales, ayuda a reducir la inflamación y a proteger la piel de agentes externos (sol, viento, cambios de temperatura).   

El aceite se obtiene dejando macerar las flores anaranjadas de la caléndula en aceite vegetal virgen y ecológico hasta que éste se impregna de sus virtudes medicinales.

La caléndula es muy suave, antiinflamatoria y regenerante, por ello se utiliza desde hace siglos para aliviar los escozores y daños producidos por quemaduras. Crea una barrera protectora muy similar a la capa hidrolipídica de la piel, sin cerrar los poros y permitiendo así que penetren suavemente sus nutrientes.

El macerado es perfecto para calmar e hidratar las zonas más sensibles de la piel, por lo que es perfecto también para la piel del bebé. Es rico en antioxidantes y vitaminas A y E, por lo que también ayuda a restrasar los signos de envejecimiento.

TIP PERSONALIZACIÓN: añádelo a tu crema si sientes la piel tirante, irritada, para después de la exposición al sol o si quieres notar la caricia de los rayos del sol en tu piel. 

     
  • Vitaminas E
  • Carotenoides y Flavonoides
  • Escualano
  • Vitaminas B1, B3, B4, B6
  • Ω6 : 15-20% , Ω9 : 55-60%
  • AGS: 5-20 %