Aceites esenciales y cosmética natural ¿Cuáles son, cómo se usan y para qué?

Aceites esenciales y cosmética natural suelen ir de la mano: una pareja que se enriquece mutuamente gracias al potencial terapéutico de los activos de las plantas para el cuidado y tratamiento de problemas de la piel.

 

Los aceites esenciales son el alma de las plantas, los principios activos que actúan a través del olfato, el tacto o el gusto. Cada aceite tiene su carácter, su propia personalidad y transmite la vitalidad, la energía y la vibración de la planta de la que se extraen. Por esta razón, la elaboración de productos cosméticos con aceites esenciales no sólo es una cuestión de belleza, aporta salud y bienestar físico y emocional.

 

Los textos clásicos, inscripciones antiguas y la tradición oral han dejado constancia desde hace más de 5000 años del uso de aceites esenciales con aplicaciones diversas: culinarias, cosméticas, curativas, rituales… Sin embargo, como ha sucedido con muchos conocimientos tradicionales, las virtudes terapéuticas de las plantas se vieron eclipsadas con la aparición de los tratamientos químicos de la farmacopea moderna.

Desde hace algunos años, afortunadamente, los aceites esenciales se han sumado a las nuevas tendencias que buscan recuperar los valores naturales y una vida más sana y equilibrada y, desde la publicación de las obras del químico René-Maurice Gattefossé (1937) y el médico Jean Valnet (1964), la aromaterapia ha vuelto a encontrar su lugar como herramienta al servicio de la salud.

 

¿Qué aceites esenciales son los más frecuentes en cosmética?

En cosmética, de los 150 aceites esenciales con propiedades terapéuticas bien definidas que existen, se emplean alrededor de 50. Los principios activos de estos aceites esenciales penetran rápidamente más allá de la epidermis y actúan en profundidad sobre las estructuras de la piel y los tejidos.

 

Según sus propiedades, podemos hacer la siguiente clasificación:

 

ANTINFECCIOSOS/ANTISÉPTICOS: Palo de rosa, Lavanda, Palmarosa, Árbol del té, Geranio, Verbena exótica, Limón…

Son excelentes tónicos cutáneos por sus propiedades astringentes, que limpian la piel de grasa y regulan el pH. Imprescindibles en el tratamiento del acné, herpes y otras afecciones infecciosas.

 

ANTIINFLAMATORIOS/ANALGÉSICOS/ANTIPRURIGINOSOS: Manzanilla, Siempreviva, Menta, Espliego macho, Katafray…

Ideales para el cuidado de las pieles más sensibles e irritadas o con problemas como psoriasis, eccemas o dermatitis atópica. También para problemas circulatorios, por ejemplo varices o cuperosis, y para reducir las bolsas y ojeras. 

 

CICATRIZANTES: Geranio, Jara, Siempreviva, Palmarosa, Espliego macho, Zanahoria…

Proporcionan elasticidad a la piel y potencian su capacidad de regeneración, por lo que son ideales para pieles maduras y castigadas así como para tratar quemaduras, picaduras y estrías.

¿Cómo se usan? 

 

Si te animas a utilizar los aceites esenciales en casa para cuidar tu piel, en Aromakit te recomendamos los siguientes tips: 

● Comprueba que el aceite esencial es adecuado para el tipo y problema de piel que se desea tratar.

● Asegúrate de que el aceite esencial no es dermocáustico (que pueda irritar la piel). Fíjate en que no contengan fenoles o una elevada concentración de monoterpenos y aldehídos.

● A la hora de elegir un aceite, guíates siempre por aquellos que transmiten un bienestar y equilibrio olfativo.

Conviene diluirlos siempre en un excipiente graso, como pueden ser los aceites vegetales de primera presión en frío, pero también en una crema o gel de uso. Debido a su potente efecto, la dosis recomendada no debe superar el 1% para el contorno de ojos, entre el 3 y el 5% para el rostro y el cuello y entre el 5 y 10% para el resto del cuerpo. Por ejemplo, para una crema de 50ml será suficiente con añadir entre 10 y 20 gotas del aceite esencial elegido o de una sinergia de varios. 

 

En nuestros kits encontrarás sinergias perfectas para potenciar los beneficios de los aceites esenciales que combinan entre 2 y 3 aceites esenciales diferentes para complementar y activar los activos de cada una de las plantas. 

 

(artículo publicado en la revista Women'sHealth)

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Elisabet (viernes, 15 junio 2018 19:05)

    Hola, me encanta vuestro blog, hice una loción hace poco y se me olvido dejar enfriar la emulsión antes de echar los principios activos y con ello los aceites esenciales la mezcla estaba concretamamente a 40ºc habrá perdido todas las propiedades de los principios activos?? muchas gracias.